3.5. Componentes de un plan de reconstrucción

  • Share

La etapa de reconstrucción post desastre es un  desafío que requiere una cuidadosa planificación de carácter intersectorial y multidisciplinaria. Los componentes esenciales a tomar en cuenta son:

3.5.1. Evaluación de Daños y Pérdidas para estimar el Impacto Socio-Económico del Desastre (DaLA) y Evaluación de Necesidades Post-Desastre (PDNA)
 

La evaluación del impacto del desastre, es un componente vital para tener un enfoque claro sobre los daños y pérdidas, su impacto sobre la economía, el impacto sobre la sociedad, la valoración de los daños de infraestructura, su repercusión sobre el tejido social y finalmente, su impacto sobre el desarrollo.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) desarrolló una metodología para evaluar el impacto socio-económico y ambiental de desastres (DaLA). En una primera instancia, esta metodología se concentraba sólo en fenómenos naturales, expandiendo ahora su utilidad a desastres de índole sanitario. Su aplicación desde hace más de 38 años en más de 45 eventos ha demostrando repetidamente el vinculo entre desastres y desarrollo. 

Esta evaluación de daños y pérdidas, sirve como una herramienta de planificación para la reconstrucción, ya que una vez estimado el impacto del desastre en los sectores sociales, productivos, infraestructura de servicios básicos y los efectos macroeconómicos entre otros,, brinda la oportunidad de establecer en una forma realista las necesidades derivadas.

Para el sector salud, la metodología de evaluación de daños y pérdidas caracteriza de manera integral los daños (infraestructura y equipamiento), las pérdidas (flujos económicos del sector), así como el impacto negativo de los daños del sector sobre la macroeconomía, brindando así, una visión global del impacto en el sector.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), conjuntamente con el Banco Mundial (BM) y la Comisión Europea(CE) firmaron un acuerdo tripartito para desarrollar una metodología (PDNA/RF) que comprendiera dos perspectivas de (i) evaluación de los daños físicos y las pérdidas económicas – basada en la metodología desarrollada por la CEPAL y (ii) la identificación de necesidades de recuperación del desarrollo humano – basada en metodologías inter-sectoriales y de índole transversal. Estas perspectivas son integradas en un sólo proceso de evaluación, el cual ayuda a identificar y priorizar las opciones de recuperación temprana y reconstrucción en un “Marco de Recuperación”, resultado clave del PDNA (PDNA Fast Facts).

Esta evaluación es liderada por el gobierno afectado y apoyada por la comunidad internacional en el aspecto técnico y financiero, y busca plantear bases creíbles y coordinadas para el planeamiento de la rehabilitación física y social y la reconstrucción del país afectado; proporcionando a todos los actores un enfoque multisectorial.

Este enfoque multisectorial permite a las autoridades nacionales, a las agencias especializadas y los gobiernos donantes tener un marco común de entendimiento y coordinación que permite facilitar las labores de recuperación post desastre, de una manera más coherente y ordenada, desde el proceso de planificación hasta el logro de resultados en el campo social económico e institucional y en periodos de tiempo establecidos en el plan de recuperación.

En la región, el PDNA fue por primera vez efectuado en Haití después del terremoto, seguido por Guatemala, después del paso de la tormenta tropical Agatha.

PDNA vinculando la respuesta a la emergencia con la
reconstrucción a largo plazo y el desarrollo


El proceso de aplicación de este instrumento abarca fundamentalmente los siguientes aspectos:

  • Establecer una línea de base que incluya políticas de largo plazo sobre desarrollo humano y objetivos para la reducción de riesgos.
  • Determinar el impacto del desastre.
  • Identificar las necesidades para la recuperación, clasificar y evaluar daños y pérdidas.
  • Priorizar las necesidades, realizando un análisis de las opciones de respuesta.
  • Establecer un marco de referencia para la recuperación.

Además, la guía del PDNA pide que cada sector desarrolle metodologías, las cuales sistematizadas concentran la información siguiente concerniente a la estrategia de recuperación.

Consideraciones en la fase de recuperación:

  • Descripción de las dependencias con otros sectores y los vínculos establecidos y requeridos para la entrega exitosa y bien coordinada de los resultados de las intervenciones de recuperación.
  • Grupos socio-económicos.
  • Recuperación enfocada en un área específica.
  • Factor temporal.
  • Los temas transversales en el sector y la forma en que se abordarán, para la entrega de los resultados e intervenciones de recuperación.
  • Resultados del sector, estrategia de recuperación, resultados e indicadores de monitoreo/evaluación y metas propuestas.
  • Declaración sobre los resultados de recuperación deseados a largo plazo para el sector.
  • Descripción de la estrategia de recuperación a corto y largo plazo derivados de la “Declaración Final de la recuperación”.
  • Opciones de respuesta priorizada con resultados eindicadores de monitoreo / evaluación, objetivos y mecanismos para:
    • La recuperación temprana incluidas la medidas para reducir el riesgo a futuro.
    • Recuperación a largo plazo que incluye medidas para reducir el riesgo a futuro.
  • Principales hipótesis de la estrategia propuesta y los resultados de recuperación.
  • Puntos de referencia claves para la estrategia de monitoreo propuesta y los resultados.